jueves, 8 de marzo de 2018

"Cada carta contiene los sentimientos de alguien. No existe una que no merezca ser entregada, Violet".

He escrito muchas cartas, pero ninguna a ti. Soy especialista en buscar excusas, pero supongo que no era el momento.

Jesús, no te preocupes. 
Todo va a ir bien siempre has tenido el don de la suerte y la fuerza suficiente. Y, aunque te resulte extraño, no estas solo. Estoy seguro de que hay algo que solo tú puedes hacer, lo importante es seguir, despacio o a toda hostia, pero seguir. Por favor, no te rindas nunca. Has salido adelante tantas veces, que dejar la historia a medias sería injusto. 

Yo nunca he creído en Dios, pero si tuviera que creer en algo, seria en ti. 

lunes, 29 de mayo de 2017

"Este es el lugar al que vengo a llorar"

He dejado demasiadas flores en mi propia puerta, por si algún día decidía volver. Todas las que tu no vas a dejar y ni siquiera vas a ver, porque no vas a pasar.
Espero que los altavoces de tu aeropuerto te digan que tienes que marcharte y no te acuerdes de todos esos momentos que no habremos tenido de no ser porque siempre era que no. Ni mires hacia la puerta esperando verme entrar corriendo como si la vida se me fuera volando. Y no te arrepientas de que una vez allí, no vas a poder localizarme. Y en ese entonces, me eches de menos más que para escribir un mensaje. Tanto, como para ser tú el que llevaba las flores.

Espero que cuando estés conduciendo por mitad de la autopista no te vengan a la cabeza todas esas palabras que nunca me has escrito, ni todas las veces que no le has demostrado a todos cuanto nos hemos querido. Ni lo mucho que has estado ocupado siempre en ti. Ni porque no te acordaste aquella noche de nosotros y lo mucho que te gustaría darme mañana los buenos días que nunca me harás.

Ahora no, no hay nadie que te acarie la barba, ni casa, ni perro, gato y koala.
 


El problema esta en cuando hacemos algo por alguien a quien queremos, nos hace sentir imbéciles, pero estaríamos dispuestos a hacerlo de nuevo.


sábado, 22 de abril de 2017

martes, 4 de abril de 2017

Le gustan las palmeritas, la lucha libre, Happy, los videojuegos e ir sin calzoncillos.
Le asustan las arañas, quedarse sin agua caliente y el monstruo que vive en la mitad de su armario.

Me gusta que me guste, porque algo dentro de mi le dice que quiero compartir mis menús y ser su jugador número 2 aproximadamente durante toda mi vida.
Me gusta que me guste porque me recuerda lo vivo que puede sentirse alguien que ha vivido por vivir.
Y es que resulta, que mi corazón esta tan calmado mientras me coge de la mano y se duerme.
Y sonrío y le miro.
Le miro mientras pienso cuanto me gusta...

Y ahora si,
le beso antes de dormir.


jueves, 30 de marzo de 2017

Dejame echarme aquí, a tu lado. Abrazame si quieres, pero si preguntas te voy a decir que no (porque si tengo que darte permiso, ya no lo quiero). Lo que pasa es que mi tristeza sigue ahí por mucho que me empeñe en no mirar.

domingo, 26 de febrero de 2017

La cosa es que a mi me sigues pareciendo el chico más guapo de la discoteca incluso cuando te quedas en casa.